En años recientes, este sentido de libertad religiosa, protección de conciencia y la función pública de la religión, han sido deterioradas bajo constante presión de elementos anti-cristianos y secularizados en la sociedad norteamericana.

¡Deseo recibir actualizaciones por correo electrónico!